Actualidad

La UE hace público su informe sobre cómo será la Industria 2030 en el que ha asesorado AVAESEN

La Comisión Europea ha publicado el informe sobre el nuevo modelo industrial de la Unión Europea en el horizonte 2030 y que marcará las líneas de ayudas y financiación en el periodo 2021-2027 en todos los sectores industriales.

Se trata de la mayor apuesta por el modelo de industria a corto plazo a la que se destinarán miles de millones de euros en ayudas para todos los sectores en los próximos años. El informe final de la Comisión Europea se ha realizado con el asesoramiento de 20 expertos entre los que se encontraba la directora de AVAESEN, Bianca Dragomir, y en el que sólo había dos participantes españoles.

Los trabajos de esta comisión de expertos se han desarrollado desde diciembre de 2017 con el asesoramiento y la visión de estos 20 expertos que representan a pequeñas y grandes empresas, industrias tradicionales y disruptivas, sindicatos, la comunidad de la innovación e investigación, así como las finanzas y el mundo académico.

Después de un año y medio de trabajo, el grupo ha preparado un informe con recomendaciones sobre la estrategia futura de la política industrial de la UE para 2030 que se puede descargar PINCHANDO AQUÍ.

El grupo de expertos ha estado presidido por el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen. Su vicepresidenta ha sido Elzbieta Bienkowska, comisaria de mercado interior, industria, emprendimiento y PYMEs.

El informe establece una visión de la industria europea en 2030 con un liderazgo global. Europa desarrollará su ventaja competitiva con tecnologías de vanguardia, respeto al medio ambiente y la biodiversidad.

El modelo industrial elaborado propone una transformación estructural, rápida e inclusiva, basada en tres factores interrelacionados: tecnología, innovación y sostenibilidad, en los cuales Europa parte de una posición sólida. Así, la UE es líder global en energías renovables, eficiencia energética y economía circular y el European Innovation Scoreboard 2019 sitúa a Europa por primera vez por delante de EEUU.