Actualidad

AVAESEN incorpora al sector financiero a la revolución renovable

“El mundo financiero debe sentirse protagonista del nuevo modelo energético, debe ser parte de un producto competitivo y de primera necesidad”. Con estas palabras abría la macro jornada ‘Financia Energía’ el presidente de AVAESEN, Marcos J. Lacruz, en un día en el que sistema financiero y empresas de energía han compartido horas, modelos y propuestas de trabajo.

AVAESEN ha reunido hoy a más de 160 profesionales del mundo de las energías renovables, banca, sector financiero e inversor, crowfunding, crowlending, bonos verdes o administradores de fincas en la mayor cita intersectorial del año en la sede de Innsomnia, en la Marina de València.

Banco Santander, Bankinter, Caixa Popular, BBVA y Sabadell han participado de la jornada, pero también otros actores del sistema financiero como Ética, Grupo EBM y el Banco Europeo de Inversiones, cuyas cifras y previsiones han generado un profundo interés. Junto a ellos las principales empresas que desarrollan energía renovable, no sólo en la Comunitat Valencia, sino en España y en otros países.

El conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, Rafael Climent, ha asegurado que en los últimos cuatro años, desde Ivace Energía se ha apoyado a un total de 434 proyectos de energías renovables con 6,4 millones de euros, y en este 2019 destina 2,4 millones para financiar 52 proyectos, en una apuesta por la colaboración público-privada.

Desde el Banco Europeo de Inversiones, su  responsable de financiación, María Serrano, ha asegurado que las energías renovables supondrán una inversión en España hasta 2030 de 236.000 millones de euros, y ha reclamado al sector “capacidad de anticipación, coordinación y planificación entre actores”.

El presidente de AVAESEN, Marcos J. Lacruz, y las empresas participantes han puesto de relieve los proyectos de instalación de energía renovable en la Comunitat Valenciana, que pueden suponer en los próximos años una inversión global de en torno a 5.000 millones de euros.

En distintas ponencias se ha analizado cómo desarrollar un proyecto de autoconsumo, desde la idea hasta su puesta en marcha. Para una instalación doméstica, una vivienda unifamiliar, sin consumos extraordinarios, serían suficientes 5 Kw cuyo coste oscilaría entre los 5.000 y los 6.000 euros para un cliente final.

Además, el autoconsumo se ha revelado ya como un sistema eficiente, con reducciones en la factura de la luz de entre el 20% y el 30%, y que pueden llegar a un 75% utilizando baterías para la acumulación.

El autoconsumo compartido ha sido otro de los temas tratados, puesto que su desarrollo todavía es incipiente en comunidades de vecinos o entre empresas que están próximas y que quieren compartir costes y dividir beneficios. Sebastián Cucala, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Valencia-Castellón, ha invitado a las empresas valencianas de renovables a colaborar y desarrollar un modelo de autoconsumo para las comunidades de vecinos que sea beneficioso para todas las partes.

No ha faltado la visión de la administración autonómica para la tramitación de proyectos y la del principal distribuidor de energía del sistema español, hasta la afección a la red, todo ello en un taller práctico con la administración pública y empresas implicadas.

En cuanto a los modelos financieros que en este momento hay en el mercado, se han expuesto desde proyectos cooperativos, otros de crowfunding, crowlending, bonos verdes o los tradicionales préstamos o leasing de entidades bancarias. Son muchas las opciones de financiación que hay en el mercado y AVAESEN, consciente de la realidad, ha querido hoy unir a todos esos actores para que interactúen y vean todas las oportunidades que hay en el mercado, tanto por parte de los socios tecnológicos como por parte de los socios financieros.